La importancia de una publicidad ética

Por Mariana Díaz Montiel

La publicidad ha sido un motor indispensable en nuestro aprendizaje y desarrollo social. Desde sus inicios, nos ha acompañado a lo largo de nuestra vida evocando emociones y sentimientos.

Sus imágenes han creado recuerdos que asociamos inmediatamente con una canción, una imagen o un sabor. 

giphy (10).gif

Las imágenes que ésta industria nos ha ido mostrando han servido para forjar nuestras aspiraciones, nuestros sueños y nuestras motivaciones. 

Y ¿qué problema hay en eso? te preguntarás. Pues uno MUY gordo.

El problema es que nos comparamos con imágenes que no son reales, y esto por supuesto tiene consecuencias, como baja autoestima y frustración por no tener lo que nos enseñan esas brillantes imágenes.

giphy (11)

Y cómo no vamos a frustrarnos, si en esas fotos todos están felices con esos cuerpos llenos de Photoshop imposibles de recrear.

Habrá personas que piensen que no es para tanto, porque un adulto puede reconocer que eso no es real y ver que una imagen esta retocada. Pero para un niño es diferente. Un niño aún no ha aprendido que lo que muestran los anuncios muchas veces no es real, y crece pensando que lo que ve es normal.

Por eso tenemos que actuar y cambiar la jugada. Aquí es donde entra la publicidad ética. Tenemos que crear un tipo de publicidad que apueste por aceptar la diversidad, que incluya y no excluya, que muestre nuestro día a día.

Una publicidad que se base en un principio ético, que sea más humana.

Que esté más preocupada por fomentar una conducta tolerante y romper los paradigmas bajo los que vivimos, que no por generar millones a costa de la salud de su público. Porque se pueden tener beneficios sin tener que ser Ebenezer Scrooge. 

giphy

Con este tipo de publicidad lograríamos crear una sociedad un poco más tolerante, que acepte la diversidad de forma natural, tal y como es.

Una publicidad ética ayudaría a los niños a crecer sin tantos prejuicios, de una forma más libre. Ayudaría a los adolescentes a aceptar su cuerpo, a tener más confianza en ellos mismos. Ayudaría a que aceptaramos el paso de los años en nuestra piel.

giphy-downsized-large (1)

Es un tipo de publicidad que beneficiaría a cualquier persona, independientemente de la edad.

La publicidad ética puede que no sea la solución a todos nuestros problemas, pero ayudaría a resolver muchos de ellos.  

Pero, ¿esto gustará?

¡Por supuesto!

Hoy en día la gente apuesta por empresas éticas, por empresas que refuercen nuestras similitudes y no nuestras diferencias. Apuestan por una publicidad sin retoques que muestre personas reales, por una publicidad ética.

Lo que está claro es que una publicidad sin ética tiene sus días contados.

El mundo está en constante movimiento y la publicidad tendría que evolucionar también, de ahí nace Pili-Pala. De la idea de evolucionar junto con la sociedad, de enseñar una nueva forma de consumo, de querer cambiar las reglas del juego. De llevar al límite esos horribles paradigmas y romperlos

Así que hagas lo que hagas, apuesta por una publicidad ética. Tus clientes y tu negocio te lo agradecerán.

cropped-12662580_1549640985347462_5282066667654442259_n2.jpg